Según los datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, el consumo de frutas y hortalizas en fresco (incluyendo la patata) habría disminuido un 2.8% en el año 2014, constatándose, también, una caída del valor del 8.1%.

Al hilo de estos datos, la revista Mercados, en una entrevista, hace unos días, me preguntó por los motivos por los que ocurre esto en España. Respondí que no tenía ni idea para después empezar a elaborar y a reflexionar.

Y me surgen más preguntas que respuestas y algunas verdades dolorosas.

¿Por qué en España baja el consumo mientras sube en otros países europeos?

¿Es que partimos de un nivel alto de consumo per cápita al que muchos países europeos todavía no han llegado?

¿Es una verdad a medias estadística? Es decir, ¿están los productos de 4ª gama contabilizados en este índice? Si no es así, el consumo no va a la baja, sino que se ha trasladado a un formato más conveniente.

Y ahora las verdades dolorosas…El menosprecio (= MENOS PRECIO) en el ámbito profesional de la cadena de valor de las frutas y hortalizas es generalizado.banana1

Durante años el argumento principal de venta ha sido “El más barato todavía”. Y durante estos mismos años, aquellos productores con inquietudes en producir unas frutas y hortalizas de alta calidad y gran sabor, han vuelto sus miradas hacia la exportación.

¿Habrá alguna conexión con la constatación de crecimientos de consumo allí donde van destinados estos productos? Creo que la pregunta se responde sola.

Mis amigos y familiares se benefician de estos intercambios informales de frutas y hortalizas que nos hacemos entre los colegas del negocio y siempre me preguntan: ¿Dónde podemos comprar estos productos? (No preguntan por el precio. Preguntan: Dónde) La respuesta: fuera de España.

Aunque los datos (fríos y estadísticos) son negativos, hay señales positivasHay cadenas de distribución en España apostando por la calidad (y cada vez más). Sí, las hay. No en todos los productos, y quizás de una manera conservadora, pero las hay.

Si el nivel de las frutas y hortalizas comercializadas en España, no ha conseguido enamorar a los consumidores españoles, esta, es una responsabilidad compartida (por productores y distribuidores).

Hay que encontrar una manera de superar este “círculo vicioso de menosprecio (=MENOS PRECIO) a las frutas y hortalizas”. Por esta razón, me encantó escuchar (hace unos años) al jefe de compras de una cadena de supermercados del norte de España decirme:

"Cuando compro por PRECIO, sé que lo que me venden es PRECIO" (…y no frutas y hortalizas de calidad y sabor- Mensaje implícito).

Este gran profesional reconocía, que una gran parte del surtido de frutas y hortalizas en fresco no daba la talla, pero que estaba obligado a comprar por PRECIO (mejor dicho por: MENOS-PRECIO).

Pero también estaba dispuesto a dar la batalla, abriendo un hueco importante en su lineal para la alta calidad y el sabor… ¡Y como me alegro de que le vaya yendo bien!