En una entrada anterior, y de forma lúdica, hablaba del abandono del “consumidor hombre” por parte de las cadenas de distribución (Un supermercado sólo para hombres).  En el artículo, ponía de manifiesto que, a mi entender, la experiencia de compra predominante en la distribución moderna está abiertamente enfocada a las mujeres.

Pues bien, hay razones poderosas para ello. Según algunos estudios de mercado en los EEUU,  el 80% de las decisiones de compra de productos de gran consumo son tomadas por mujeres, mientras que en sectores como el mobiliario del hogar y otros elementos decorativos, llega hasta el 90%.Shopping

El gracejo popular siempre encuentra una manera de describir las realidades palpables de la vida en clave de humor. Y no son extraños los chistes y chascarrillos sobre las sufridas esposas y el reconocible  marido "empuja-carro" (de la compra). Porque es evidente, que las mujeres suelen tener un criterio sobre qué comprar y qué no, y que muchos hombres (no todos) se parapetan tras el “lo que tú digas cariño”, ante su falta de criterio en el momento de compra.

Bien es cierto que los EEUU no es España, pero algunos de los fenómenos que han ocurrido allí, hace años, están ocurriendo, poco a poco, aquí. Fenómenos como la incorporación de la mujer al mercado de trabajo. Y a la vuelta de la esquina está (espero) la progresiva equiparación salarial de las mujeres trabajadoras, mientras escalan en los organigramas de las empresas la legión de mujeres que se preparan en las universidades españolas.

De manera que, este poder de compra ejercido por las mujeres (en EEUU) parece estar relacionado (también) con su mayor independencia económica (y mayores ingresos) y su papel protagonista (central) en la vida familiar y económica de la sociedad.

Desde una perspectiva marketiniana, en teoría, en nuestro mercado, habrá espacio para seguir invirtiendo en marca si conseguimos conectar con la psicología femenina.

Pues bien, al hilo de la psicología femenina y según la investigadora y escritoraJudyRosener (en Americas'sCompetitiveSecret: Women Managers):

"Las mujeres hablan y oyen un lenguaje de conexión e intimidad; los hombres uno de estatus e independencia.”

“Los hombres se comunican para obtener información, establecer su estatus y mostrar independencia. Las mujeres, para crear relaciones, estimular la interacción e intercambiar sentimientos."

¡Uhhhhh! Creo que empiezo a entender los nuevos anuncios de la tele…

...cuenta historias… apela a los sentimientos… emociona…