De un tiempo a esta parte se suceden los intentos de describir las relaciones de los integrantes del negocio de las frutas y hortalizas en fresco en su propia cadena de valor. En mi opinión, la mayoría de estos intentos no han podido explicar el nuevo equilibrio de poder debido a que describen la cadena de valor comenzando por la producción agraria.

Debajo de estas líneas, quiero contribuir al debate con una nueva representación de la cadena de valor de las frutas y hortalizas en fresco que integra muchos más participantes más allá del típico límite “aguas arriba”. Aunque algunos de estos participantes pueden ser consiuderados actividades secundarias, otros en cambio, son de crucial importancia en el devenir de este negocio.

Especial atención merecen, las empresas dedicadas a la Investigación y Desarrollo (I+D) alimentarias y a aquellas otras que controlan el desarrollo de semillas y variedades frutales ya que están definiendo, hoy, el futuro de este negocio y plantean un nuevo contra-poder al actual rey de la cadena de valor (La distribución moderna).

La cadena queda representada tomando en consideración dos factores: el número de integrantes independientes en cada eslabón y el potencial de poder de negociación de cada eslabón.

Las implicaciones de esta nueva manera de mirar al negocio de las frutas y hortalizas en fresco son muchas. El potencial de negociación nos manda un claro mensaje de dónde puede haber erosión del margen, consolidación de participantes y posibilidades de colaboración en la cadena de valor (también conflicto).

Los agricultores y la producción están afrontando una presión sostenida y necesitarán encontrar economías de escala, costes estructurales más bajos o valor añadido. También me pregunto cómo evolucionarán las relaciones en la cadena con el dominio declarado de “dos monarcas” (la Distribución Moderna y  la I+D alimentaria)

PD: Esto es un contenido original. Por favor, menciona al autor o la fuente cuando lo compartas.

12